Día Mundial sin Tabaco: Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar, dice repetidamente la Organización Mundial de la Salud.

Y es que el tabaco en cualquiera de sus formas es letal y pone en peligro la salud pulmonar de todas las personas expuestas al él, fumen o no.

Unas 56,9 millones de personas mueren al año por todas las causas en el mundo y 8 millones de ellas fallecen por el tabaco. Mientras que un millón de muertes anuales se deben a la exposición al humo del tabaco, según la OMS.

Es decir que, según los cálculos, el tabaco mata a una persona cada 4 segundos.