Las principales ciudades argentinas amanecieron este miércoles sin transporte público, ni clases, ni recogida de basuras y con los bancos cerrados y los servicios de salud limitados por la quinta huelga general que la principal central sindical convoca contra el Gobierno de Mauricio Macri.

En Buenos Aires, Córdoba y Rosario llama la atención la imagen de calles y estaciones vacías, y tampoco hay vuelos nacionales ni internacionales desde o hacia los más importantes aeropuertos del país, con excepción de la aerolínea de bajo coste Flybondi, que opera en el aeródromo de El Palomar de la capital.

Además, se registran cortes en los principales accesos a Buenos Aires como el puente Pueyrredón y el puente La Noria, con movilizaciones sindicales y despliegue de policía.

No obstante, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró en declaraciones a radios que el Gobierno no permitiría el corte de puentes y que por tanto intervendrían las fuerzas de seguridad para evitarlo.

“Estamos hartos de los paros, de que cada dos por tres hagan un paro. Es el quinto paro. Cuando hay un gobierno que no es del partido de los sindicalistas, pasa esto”, añadió.

La Confederación General del Trabajo (CGT) comenzó la pasada medianoche su quinta huelga general contra la política económica del Ejecutivo de Mauricio Macri desde que asumió el poder en diciembre de 2015, en un momento de crisis económica marcada por la alta inflación, la caída del empleo y la subida de la pobreza.

Fuente: 800noticias