“Todo el que haya hecho uso de los nombres, marcas o signos legalmente registrados así falsificados o alterados, aunque la falsedad sea proveniente de un tercero, será castigado con prisión de uno a doce meses”, de esta forma dicta el art. 337 del código penal venezolano y es, precisamente, lo que está ocurriendo luego de un año de la expropiación de la planta de Kellog’s donde ahora se producen cereales sin autorización de la transnacional, lo que se podría presentar en una demanda hacia Venezuela.

Cástor González, especialista en Propiedad Intelectual, aseguró a Tal Cual que no existe una anotación que permita al Gobierno venezolano el uso de la marca.

Asimismo, imágenes difundidas en redes sociales, muestran empaques con mensajes a favor de Nicolás Maduro, afirmando que la empresa fue recuperada por el gobierno bolivariano.

González también aseguró que Kellogg’s se encuentra en el derecho de establecer una demanda por usurpación de la marca.

En una publicación de Instagram, se publicó un video donde se muestra la nueva presentación de los empaques, con la campaña «Conociendo a Venezuela con Kellogg’s».

Fuente: Caraotadigital