Con el paso de las horas, las colas en las gasolineras por conductores que buscan surtirse de combustible son cada vez más notorias.

Ya en algunas se han presentado protestas. Ejemplo de ello fue la que sucedió este viernes en la bomba ubicada cerca del hospital Razetti, donde los conductores se negaban a dejar el lugar hasta que un camión cisterna surtiera a toda la estación.

Unas pocas estaciones de servicio están laborando actualmente, entre ellas Las Garzas y la de Guanta. Otras permanecen cerradas y está a la espera de ser abastecidas, aunque la frecuencia con la que esto ocurre es cada vez menor.