El portero español Iker Casillas abandonó hoy el hospital de Oporto donde estaba ingresado desde el pasado miércoles tras sufrir un infarto de miocardio.

Horas antes de salir del hospital, Casillas, que debe seguir con la recuperación en su domicilio, adelantó que tenía el “corazón contento” en redes sociales.

“Hace unos días tuve un acontecimiento, algo que le puede suceder a cualquier persona. Aquí estamos. Es difícil hablar pero hay que estar agradecido, he tenido mucha suerte. La gente me ha hecho sentir querido. Me emociono viendo tantas muestras de cariño”, dijo Casillas.

Tras agradecer a todo el equipo médico que le atendió, Casillas añadió “agradecer las muestras de cariño que me han llegado por redes sociales. Me encuentro mucho mejor, será un reposo de un par de semanas o meses, la verdad es que me da igual. Lo importante es estar aquí. Había que dejar que el cuerpo corazón y cabeza se asentase. Estamos bien, emocionado pero bien”.

“Lo puedo contar, lo podéis ver. No sé lo que será del futuro. Lo importante era estar aquí y poder transmitir cómo me encuentro. Muchas gracias y nos veremos pronto”, añadió.

Fuente: Noticias24