Un bebé de cinco meses de nacido, falleció por presunta desnutrición e intoxicación. El lactante fue trasladado por su progenitora Susana Martínez (36), a la emergencia del hospital de El Tigre.

Según fuentes policiales, el menor fue ingresado al centro hospitalario a las 12:05 de la tarde de este domingo y feneció una hora después.

La madre del pequeño, quien reside en la población de Santa Cruz del Orinoco, municipio José Gregorio Monagas, informó a los policías que le dio de comer una planta llamada árnica.

 

Por pirotecnia

En otro suceso, un joven de 21 años de edad resultó lesionado cuando le explotó en las manos un juego pirotécnico conocido como tumba rancho.

La víctima es Marcos Soto, quien sufrió traumatismo en la mano izquierda posterior a laceración y amputación traumática.

El suceso ocurrió en su residencia situada en la segunda carrera del sector Pueblo Nuevo Norte en la ciudad de El Tigre.