Un Tottenham marcado por las bajas de Harry Kane y Heung-Min Son recibe este martes, en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, a un Ajax que ha sorprendido a toda Europa con su juego y cuenta con la ventaja de haber tenido cuatro días de descanso más que sus rivales.

El Tottenham está empezando a pagar en la Premier League los excesos europeos. Los ‘Spurs’ han perdido dos de sus últimos tres partidos domésticos, incluyendo el último contra el West Ham Unitd que significó la primera derrota en el nuevo White Hart Lane.

La pérdida de Harry Kane, lesionado en un tobillo, en la ida contra el Manchester City en cuartos de final ha significado un golpe en el plano goleador y, pese a la goleada contra el Huddersfield el pasado 14 de abril (4-0), el Tottenahm no marcó ante City (1-0) ni ante el West Ham (0-1). Solo un tanto a la desesperada y en los últimos instantes de Christian Eriksen evitó otro día en blanco ante el Brighton & Hove Albion.

La ausencia de Kane ha llevado a Mauricio Pochettino a experimentar con la figura del falso ‘nueve’ y darle ese puesto al brasileño Lucas Moura. Sin embargo, el técnico argentino también ha probado en meter desde el inicio a Fernando Llorente e, incluso, a Vincent Janssen como revulsivo, cuando en toda la temporada no había confiado en el ariete holandés, que estuvo cerca de ver puerta contra los ‘Hammers’.

Por lo tanto, Llorente se perfila como la opción más clara para liderar arriba al Tottenham, siendo la ida, en casa y sin tantas oportunidades de salir a la contra como pueda ocurrir la siguiente semana en Amsterdam.

Será baja también por sanción el surcoreano Heung-Min Son, una de las principales bazas esta temporada del equipo londinense. En su lugar estará el brasileño Lucas Moura.

Además tampoco estarán ni Serge Aurier ni Moussa Sissoko, mientras que Dele Alli ya dispuso de minutos contra el West Ham y podrá partir desde e inicio.

 

Fuente: informe21