Desde la zona norte del estado Anzoátegui, el viceministro en compañía del presidente de Bolivariana de Puertos, Almirante Reinaldo Castañeda, informó que se mantiene la supervisión en terminales, vías marítimas, aéreas, terrestres, templos, embarcaderos y troncales a fin de garantizar la seguridad de las familias venezolanas durante esta Semana Santa.

De igual forma dio a conocer que a través del ferry Virgen del Valle 2, embarcación que tiene una capacidad para 200 vehículos y 900 personas y que cubre la ruta Puerto de Guanta – El Guamache (Nva Esparta); se inspeccionó la afluencia y movilización de visitantes y temporadistas que durante este asueto decidieron utilizar como destino de esparcimiento y reflexión, la ciudad de Margarita.

“Seguimos trabajando más de 200 mil hombres de diversos órganos de seguridad en todo el territorio nacional dispuestos a atender, proteger y servir a nuestro pueblo en el marco de este dispositivo que garantiza la seguridad y la reflexión tanto en templos como en espacios recreativos a fin de que el pueblo disfrute en paz y en familia.” Indicó Rodríguez.

El también director nacional de Protección Civil anunció que, en trabajo mancomunado con el Frente Preventivo del estado Anzoátegui, se están llevando a cabo en el Puerto actividades de esparcimiento para niños y jóvenes que se movilizan vía marítima a los destinos turísticos dispuestos por el Ejecutivo Nacional durante este periodo vacacional.

En la supervisión se realizó la invitación al pueblo venezolano a disfrutar del estado Anzoátegui y a cumplir con la normativa legal y vial vigente, a evitar el consumo de bebidas alcohólicas a fin de realizar viajes por carretera de manera segura.

El alcalde de Guanta, Marcelo Galvis informó que se tiene previsto que el miércoles santo se estará realizando en la plaza Generalísimo Francisco de Miranda, una procesión por todo nuestro pueblo de Guanta mientras que el día domingo de resurrección se realizarán diferentes actividades religiosas dentro de los templos de la entidad; ambas celebraciones religiosas contarán con la presencia de más de 200 funcionarios de la policía municipal y del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo que se encuentran desplegados en la zona para proteger a propios y visitantes.