Se trata de Grace Mawn, una chica estadounidense que asistió al médico por sufrir fuertes dolores abdominales y descubrió que no se trataba de cálculos renales si no, que estaba a punto de dar a luz ¿Qué tal?

La joven relata que comenzó a presentar intensos dolores en el estómago, por lo que se trasladó de inmediato a un hospital local. Luego de que fue examinada sin encontrar indicios de cálculos ni poder determinar el motivo de la molestia decidieron examinar detenidamente.

Cuando la acostaron en una camilla para revisarla rompió fuente, por lo que fue evidente que había entrado en trabajo de parto.

Grace, asegura que nunca sintomas de embarazo, ni náuseas matutinas ni supo de antojos, como tampoco llegó a subir notablemente de peso. Además, de que sus ciclos menstruales habían seguido siendo normales ¿Qué tal?

 

Fuente: noticias24