Un dibujo que Nelson Mandela realizó de su celda de la prisión sudafricana de Robben Island, donde pasó más de 18 años, propiedad de su hija Makaziwe Mandela, saldrá a subasta en Nueva York en mayo con un valor de entre 60.000 y 90.000 dólares.

La obra, realizada en pasteles a la cera en tonos amarillos y morados, fue pintada por el premio Nobel de la Paz en 2002, tres años después de retirarse de la vida política al decidir limitar su presidencia a Sudáfrica a un mandato.

“Cuando mi padre se retiró como presidente, no tenía mucho que hacer. Creo que para él, el arte era una buena forma de expresarse o de asimilar su pasado y, no me gustaría hablar de fantasmas, sino simplemente aceptar su vida entera”, explicó la hija de Mandela en declaraciones a la casa de subastas, Bonhams.

Mandela completó veintidós bocetos de imágenes que tenían un significado para él, tanto simbólica como emocional, durante su encarcelamiento en Robben Island, donde pasó la mayoría de los 27 años que estuvo en prisión por su activismo contra el régimen sudafricano del Apartheid.

Diez de ellos fueron reproducidos en su libro de litografías “My Robben Island” de 2002 y “Reflections of Robben Island” de 2003, aunque el que se ofrece en subasta no fue uno de ellos, que permaneció la colección de la familia Mandela.

La celda número 5 de Robben Island en la que estuvo encarcelado Mandela ha sido visitada por presidentes, primeros ministros y destacadas personalidades de todo el mundo, entre ellos los exmandatarios de EE.UU. Barack Obama en 2013 y Bill Clinton en 1998.

 

Fuente: unionradio