Cuba condenó este martes la decisión de la OEA de aceptar en su seno a un representante designado por el líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por más de 50 países, al considerar que se trata de una maniobra de EE.UU. contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Es una inaceptable intromisión en los asuntos internos de Venezuela”, publicó, vía Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, después de que la OEA reconociera al venezolano Gustavo Tarre como representante permanente designado por el Parlamento, que preside Guaidó.

Maduro, no reconocido por la mayoría de miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), condenó la resolución aprobada mediante votación (18 países a favor, 9 en contra y 6 abstenciones) y la calificó como una “descarada y criminal violación del derecho internacional”.

Cuba salió en defensa de su socio y valedor en la región al considerar que la OEA ha cometido una “irracional violación de procedimientos” al aceptar “por decisión impuesta por EEUU, a un supuesto representante de un Estado Miembro que no lo pidió y que ha solicitado su salida de la organización”, según el tuit del canciller.

La salida de Venezuela de la OEA -solicitada por Maduro hace dos años- está prevista para el próximo 27 de abril, y hasta entonces permanecen en la organización representantes designados por el sucesor de Hugo Chávez.

 

Fuente: 800noticias