La falta de aire acondicionado en el área de la consulta de Hematología del Hospital General Felipe Guevara Rojas de El Tigre, en Anzoátegui, obligó a los médicos a suspender la aplicación de quimioterapias.

El jefe de esa área, Fernando Guevara, explicó que aunque el sistema de enfriamiento se paralizó desde noviembre por el hurto en el equipo, la intensa ola de calor puso en aprietos la atención desde hace diez días.

El médico indicó que en la consulta practicaban un promedio de seis quimioterapias diarias a pacientes con enfermedades hematooncológicas, como leucemia y linfomas.

“¿Cómo vamos a hacer? De verdad no lo sé. En algunos casos a los pacientes se les venía dando atención domiciliaria pero eso implica un costo y una incomodidad”.

Añadió que en la zona no existen otros centros que presten el diagnóstico y tratamiento con hematólogos, que son los especialistas indicados para las enfermedades que afectan la producción de sangre.

El médico añadió que las altas temperaturas limitaron la atención a otras 14 personas con distintas patologías, así como para la emisión de récipes e informes para el Seguro Social.

“Me da pena con los pacientes pero no estamos en las mejores condiciones para atenderlos aquí”.

El hematólogo advirtió que el riesgo de recaída en los pacientes es grande porque es fundamental regirse por un protocolo con ciclos de quimioterapias.

Dijo que consiguieron la donación del condensador del aire acondicionado para reactivarlo, pero esperan otro apoyo para la instalación y los gastos que implica.

 

Fuente: caraotadigital