Samsung Electronics puso hoy a la venta en Corea del Sur la versión de su teléfono Galaxy S10 compatible con 5G, inaugurando así la primera red móvil nacional que usa este conjunto de tecnologías que prometen ser un importante salto para usuarios y empresas.

Los tres principales operadores de telecomunicaciones del país, KT, SK Telecom y LG Uplus, comenzaron a suscribir hoy contratos con la adquisición de este teléfono, haciendo posible que los surcoreanos sean los primeros del mundo en disfrutar de una red nacional 5G, la cual está disponible en 85 ciudades del país.

La versión de 256 gigabytes del teléfono ha salido a la venta por 1,39 millones de wones (unos 1.000 euros/1.220 dólares), mientras que la de 512 gigabytes cuesta 1,55 millones (unos 1.215 euros/1.360 dólares).

Los usuarios de este nuevo smartphone deberán pagar más por los planes de datos disponibles en comparación con los existentes para 4G LTE.

Los tres operadores ofrecen los paquetes más básicos por en torno a 55.000 wones (43 euros/48 dólares) al mes, mientras que los que ofrecen datos ilimitados están disponibles por algo más de 80.000 wones (unos 62 euros/70 dólares) al mes si la suscripción se realiza antes de julio.

Se espera que la mayor parte de los usuarios de 5G opten por los paquetes de datos ilimitados, ya que el uso de algunas aplicaciones 5G de realidad virtual, realidad aumentada o streaming son capacidades de consumir todos los datos de los planes más básicos en menos de una hora.

El reducido tamaño del territorio nacional de Corea del Sur -100.000 kilómetros cuadrados- y el hecho de que casi la mitad de los 51 millones de surcoreanos residen en torno a la región capitalina han facilitado la instalación de la red 5G.

Se espera que la implementación paulatina a nivel global de las tecnologías 5G, que se cree permitirá transmitir datos hasta 50 veces más rápido que las actuales redes 4G y LTE, de aquí a dos años multiplique en el futuro los servicios para usuarios y las oportunidades de negocio para empresas.

La automatización a gran escala o la interconexión masiva de dispositivos a través del llamado internet de las cosas (IoT) serán posibles gracias a la velocidad de transmisión de la tecnología 5G, considerada una de las patas de la llamada cuarta revolución industrial.

 

Fuente: 800noticias