Durante 2018 más de 113 millones de personas en 53 países, se enfrentaron a una grave crisis alimentaria, siendo los países más afectados Yemen, República Democrática del Congo y Afganistán, como consecuencia de conflictos armados, catástrofes naturales y crisis económicas.

Así lo señaló este martes la última edición del informe mundial sobre crisis alimentarias elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Unión Europea (UE) y otras organizaciones internacionales.

En América Latina y el Caribe, se contabilizaron en 2018 4,2 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria y que necesitan ayuda urgente (Haití con 2,3 millones), América Central (El Salvador, Guatemala, Honduras y el “Corredor Seco” de Nicaragua con 1,6 millones), y América del Sur (0,4 millones, incluyendo los migrantes venezolanos en Colombia, Ecuador y Perú).

Venezuela, que atraviesa una grave crisis económica y política que ha desencadenado una severa escasez de alimentos y una hiperinflación que ha reducido drásticamente el poder adquisitivo, no figura en este informe debido a que no se dispone de cifras fiables, explicó a la AFP Dominique Burgeon, jefe de situaciones de emergencia de la FAO.

Pero podría ingresar el próximo año tras la obtención de datos recientes, aseguró Burgeon.

El informe contabiliza no obstante a los venezolanos que han buscado refugio en países vecinos, como Colombia, Ecuador y Perú, y que no tienen recursos económicos para garantizar su alimentación.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el 30% de los migrantes venezolanos en Colombia (de un total de 1.1 millones) padecen inseguridad alimentaria aguda. En Ecuador son 38% (de un total de 221.000 que han buscado refugio en ese país) y en Perú 14% (sobre un poco más de 500.000).

La FAO expresa también su preocupación sobre la situación en Colombia, que es a la vez un país de tránsito y de destino para los venezolanos que cruzan la frontera, y que además de esto tiene todavía 487.000 personas vulnerables desplazadas por décadas de conflicto armado dentro del país.

Fuente: informe21