El presidente, Nicolás Maduro, removió de sus funciones al ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, “quien se irá a descansar”.

En su lugar, estará Igor Gavidia, experto en la materia, quien además ocupará la presidencia de Corpoelec.

En cadena de radio y televisión, el jefe de Estado “independizó” el Ministerio de Ciencia y Tecnología para asumir los proyectos de desarrollo y reactivó el Estado Mayor Eléctrico y nombra como secretario ejecutivo al M/G.

Afirmó que Venezuela vive una situación “de emergencia grave”, porque asegura que está en pleno desarrollo un supuesto golpe de estado eléctrico.

Maduro reiteró que el “ataque eléctrico” tiene como objetivo quitar el suministro de agua, que ha dañado sistemas de bombeo y distribución de agua, “que hemos tenido que reparar”.

“Está en pleno de desarrollo un golpe de Estado eléctrico para quitarle el agua al pueblo y llevarlo a un estado de desesperación que provoque hechos violentos”, dijo.

Maduro reiteró que la Fuerza Armada está desplegada para garantizar la seguridad en las subestaciones eléctricas y los afluentes de agua.

Fuente: uniónradio