Si estás buscando mascarillas naturales para eliminar arrugas, en esta ocasión te presentaremos una mascarilla de Vitamina E que te ayudará a conseguirlo de una manera fácil, natural y sobre todo, efectiva.

La Vitamina E la encuentras en diversos alimentos como los cereales integrales, frutas como aguacate, papaya verduras de hojas verdes, aceites vegetales, entre otros.

La vitamina E en la piel

La Vitamina E es como una plancha para la piel. Mientras hidrata, alisa las arrugas y suaviza la piel. Además, estimula la producción de colágeno, fortaleciendo la piel y manteniendo su elasticidad.

Por si fuera poco, la Vitamina E no solo ayuda a prevenir enfermedades de la piel, sino que también trata las quemaduras por el sol. Aplicar vitamina E en zonas afectadas reduce la incomodidad y la sensación de ardor. Además, neutraliza los efectos de los radicales libres y promueve una rápida recuperación.

Ingredientes:

Media cucharada de fécula de maíz (maicena)
1 cucharada de leche entera
1 capsula de vitamina E

Preparación:

Solo debes mezclar todos los ingredientes en un bowl hasta crear una pasta homogénea. Tú adecuarás la textura a tu gusto. Si consideras que le falta líquido, agrega más leche. Si crees que le falta más fécula de maíz, también puedes agregársela a tu gusto. El punto es que obtengas una mezcla que pueda permanecer en tu piel.

[*] Aplica esta mascarilla de Vitamina E una vez por semana y notarás que tu piel luce mucho más suave y tersa.

Consejos extra:

¿Qué alimentos tienen Vitamina E?

Una gran ventaja de la vitamina E es que es fácil de encontrar. Muchos alimentos deliciosos contienen este antioxidante. Pon los siguientes alimentos en tu mesa para disfrutar los beneficios de la Vitamina E:

Come semillas: una onza de semillas de girasol provee a nuestro cuerpo el 90% de su requerimiento de vitamina E. El aceite de semilla de girasol es casi tan bueno como comer las semillas en su estado natural.

Come aguacate: consumir aguacate tiene muchísimas ventajas. A estos beneficios súmale el alto contenido de vitamina E. Además, el aguacate es un ingrediente versátil que le da un toque delicioso a todos los platillos.

Come verde: las espinacas, la col rizada, el nabo, las acelgas, las hojas de mostaza, son excelentes fuentes de vitamina E.

Come nueces: las nueces contienen una alta concentración de vitamina E. Las almendras, las avellanas y los piñones son especialmente beneficiosos. Disfrútalos como snacks o en tus ensaladas.

Fuente: Informe21