La policía española detuvo en varias ciudades a once personas de nacionalidad española y venezolana que presuntamente formaban parte de un grupo itinerante de proxenetas que explotaba sexualmente a venezolanas

Los arrestados son ocho venezolanos y tres españoles, en una operación en la que once mujeres fueron liberadas. Las detenciones tuvieron lugar en las ciudades de Almería y Granada, Alicante, Pontevedra, Ferrol y La Coruña y Madrid.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización que se dedicaba a la captación de mujeres jóvenes con una situación de precariedad económica y vulnerabilidad, ofreciendo un trabajo inexistente en España.

Tras la fase de captación, se llevaba a cabo el traslado de las mujeres que incluía la reserva de hotel, el pago del pasaje de avión y otros trámites que generaban una deuda económica que tendrían que saldar ejerciendo la prostitución.

Usaban viviendas de alquiler turístico que la propia organización contrataba en diferentes ciudades de España. Ofrecían a las mujeres como “novedades”, lo que les proporcionaba un mayor beneficio económico.

Las jóvenes eran controladas bajo amenazas y coacciones en todo momento, llegando a ser agredidas físicamente para someterlas al pago de la deuda contraída.

La organización también les ofrecía la posibilidad de regularizar su situación en España a cambio de una contraprestación económica.

Además de la explotación sexual de mujeres, se dedicaban al tráfico de drogas a pequeña escala bajo las directrices de los miembros de la organización que ocupaban los escalones más altos.

Fuente: informe21