Un grupo de al menos 150 docentes de la Gran Caracas tomaron la sede del Ministerio de Educación para exigir respuesta ante la graves condiciones laborales que enfrentan actualmente.
Entre las denuncias hechas por los educadores destaca que mensualmente reciben un sueldo no superior a los Bs. 30.000, dinero que a duras penas solo alcanza para un kilo de queso y medio cartón de huevos.
 
La manifestación estuvo liderada por secretarios de la Federación Venezolana de Maestros, quienes consignaron un documento ante el Ministerio con el fin de exigir que se atiendan todas las necesidades que los docentes presentan actualmente.
 
Aseguraron que no poseen beneficios como seguro funerario ni médico considerables. “Cada vez que se nos muere un compañero tenemos que hacer recolectas, porque el seguro funerario solo cubre Bs 150.”, indicó el docente René Zapata.
 
A la problemática salarial se le suma el mal estado en el que se encuentran los colegios y escuelas de la Gran Caracas. Se han visto obligados a cancelar las clases frecuentemente porque no cuentan con servicios básicos como luz, agua y alimentación.
 
Instaron a las autoridades a responder de forma inmediata todas las solicitudes. De lo contrario continuarán en las calles exponiendo todas las necesidades del sector educativo.
 
Fuente: caraotadigital