El diputado Sergio Vergara dijo que Roberto Marrero, el principal colaborador del presidente del Parlamento Juan Guaidó, le gritó que le habían «sembrado» dos fusiles y una granada en la casa mientras se lo llevaban detenido la madrugada de este jueves.

Vergara, cuya casa fue allanada este jueves en la operación del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) en que detuvieron a Roberto Marrero, jefe del despacho de Guaidó, quien vive a unos metros de su vivienda, afirmó que tienen «cierto conocimiento» de que la orden de detención no vino del alto gobierno.

«Antes de irse Roberto Marrero me gritó me metieron dos fusiles y una granada, en lo que es una clara ‘siembra'», dijo Vergara a periodistas.

Aseveró que en la operación participaron unos 50 miembros del SEBIN, y que uno de ellos le dijo que estas acciones se tomaban porque la oposición hace llamadas a una intervención militar de Venezuela.

El diputado aseguró que recibió a los funcionarios del SEBIN en su domicilio con su credencial de diputado y que pese a ello fue lanzado al piso y posteriormente retenido durante unas horas.

Posteriormente un fiscal, al que identificó como Farik Mora, le presentó una orden de allanamiento del tribunal primero de Terrorismo en el que figuraba su vivienda a nombre de Marrero y, según Vergara, le pidió excusas por haber cometido «un error».

«Esta orden, nosotros estamos claros, no sabemos exactamente o tenemos cierto conocimiento de que no proviene del alto gobierno sino de otros funcionarios lo que demuestra que no hay unidad en el gobierno», dijo.

Agregó que «este tribunal es utilizado por (el presidente de la Asamblea Constituyente) Diosdado Cabello y por otros funcionarios para tratar de impartir órdenes ilegales».

«Lo que buscan es seguir burlándose de la comunidad internacional», dijo al recordar que la detención se produce mientras una misión del Alto Comisionado de los Derechos Humanos se encuentra en el país revisando la situación del país en esta materia.

Posteriormente, señaló que este gobierno cuando viola derechos humanos esta claro que lo hace con plena conciencia.
«Solo se equivoca cuando cree que vamos a retroceder», agregó.

Fuente: informe21