Las ratas se están comiendo los cadáveres en la morgue del hospital universitario Dr. Manuel Núñez Tovar, de Maturín. La familia Arrioja hizo la denuncia este 19 de marzo luego de retirar el cadáver de una de sus integrantes, fallecida el día anterior.

Ramón Arrioja, sobrino de la difunta, dijo que al cuerpo de su tía le faltaba un pedazo de piel entre el brazo y el hombro derecho. Los dolientes se dieron cuenta del hecho cuando fueron a reconocer el cadáver para que se lo entregaran.

Explicó que en el hospital no pueden alegar que la ausencia de piel sea como consecuencia de algún hecho violento, porque la mujer murió estando recluida en el hospital debido a una afección. Ante esto, el hombre exigió a las autoridades sanitarias del estado Monagas atender lo que ocurre en el centro asistencial.

 

Fuente: elpitazo