Un alumno de una primaria en Matamoros, Tamaulipas, sorprendió a su maestra con inusual regalo, el cual fue presumido en redes sociales y ha generado cientos de reacciones positivas por su buena acción.

Esthefany Guadalupe Gutiérrez Hernández, profesora de la escuela de educación básica: Virginia Abigail Garza López, relató en su Facebook que uno de sus estudiantes le dio un obsequio por su cumpleaños que jamás imaginó.

Esthefany mencionó que todo empezó cuando informó a sus alumnos sobre su próximo festejo de cumpleaños; pero uno de ellos destacó del resto por asegurarle que le llevaría un regalo a pesar de que no tenía dinero para comprarle nada.

La maestra, llena de orgullo y alegría por el aprecio de su alumno, le explicó que no era necesario el regalo porque su intención era más que suficiente.

El niño se negó a hacerle caso y un día llegó con una enorme caja a la escuela tamaulipeca.

«Maestra le traje su regalo pero está escondido porque no quería que los demás maestros no me dejaran entrar con él a la escuela», escribió Esthefany Guadalupe en su cuenta de Facebook.

El menor le indicó que su regalo estaba escondido en la entrada, por lo que tuvo que ir por él.

La profesora recibió sorprendida una enorme caja de cartón, con algunas perforaciones y un cordón para sujetarla . El paquete estaba tan bien cerrado que no se podía ver lo que contenía.

«Es un gallito maestra , escogí el más bonito que tenía para traérselo, no tengo dinero para comprarle nada, pero espero le gusten los gallos y no se preocupe busque con los vecinos quien me diera rait a la escuela para poder traerle su regalo (Sic)», relató con gran orgullo Esthefany Guadalupe Gutiérrez Hernández.

La joven profesora agradeció el gran e inusual detalle y escribió en Facebook «con mis ojos estrellados le di las gracias ; le agradecí no solo porque ese día regresaría caminando a su casa, porque se tomó el tiempo de buscar la caja y prepararla para obsequiármela, por buscar entre sus vecinos a alguien que quisiera llevarlo a la escuela para poder llevar mi regalo y por el hecho de que escondió el detalle de los demás maestros sabiendo que nadie lo dejaría entrar con un gallo al salón». 

Agregó que también se sintió feliz porque el regalo de su alumno o más bien su acción le recordó por qué eligió ser maestra y su vocación como docente.

«Le agradecí por recordarme porque estoy diariamente frente a un grupo de alumnos dando lo mejor cada día para que ellos sean mejores personas, gracias por recordarme por que amo mi profesión», finalizó la Esthefany.

La publicación en redes sociales se ha vuelto viral en tan sólo dos días. Ha sido compartida por 69 mil personas, tiene 24 mil comentarios y 209 mil reacciones.

 

Fuente: Infobae