La actriz Scarlett Johansson confesó que uno de los momentos más incómodos de su vida ocurrió en una alfombra roja.

En una entrevista para la revista Vogue, Johansson detalló que “Justo antes de cruzar la alfombra roja, mi vestido se rompió por la mitad y casi por completo. Me lo tuvieron que recoser rápidamente antes de presentarme en público”.

La actriz también reveló que cada vez que necesitaba ir al baño su equipo de estilistas tenían que cortarle la costura.

“Cada vez que necesitaba hacer pis me tenía que abrir el vestido y luego volver a coserlo. Esto fue un calvario para todos ”, comentó Scarlett.

Fuente: caraotadigital